LA IMPORTANCIA DE NO DARLE IMPORTANCIA A LAS EMOCIONES

Hace unos meses, di una plática sobre Emociones VS Hambre con una amiga, en la que hablamos de cómo se relaciona la comida con tus emociones.

Hoy en día estoy haciendo un certificado en Health Coaching donde estamos viendo eso y es un poco más enfocado a la mente ya que estando bien mentalmente, estamos bien de cuerpo y espíritu.

Me llamó mucho la atención una parte donde hablan de las emociones, de lo fácil que es ver la mancha en el lienzo blanco, en vez de todo el espacio que tenemos para pintar.

¿Cuántos de nosotros no hemos ido a miles y miles de terapias, cursos, meditaciones, etc. Para poder encontrar el por qué de ese miedo o de esa tristeza o de esa emoción inexplicable, entonces vivimos dándole vueltas y vueltas perdiéndonos todo lo bueno que puede pasar o que pasa y ni siquiera lo notamos.

La solución para dejar que las emociones se apoderen de nosotros es super simple. Solo tenemos que dejar de darle importancia. La tristeza va a ser tan grande como tú se lo permitas, o el miedo, o incluso la felicidad, hay que saber a qué emociones sí darles el peso que nos va a hacer sentir bien. La gente que siempre está yendo a terapia es porque le dan demasiada importancia a sus emociones, todos tenemos emociones porque somos humanos y sentimos, pero la vida va mucho más allá de lo que tenemos adentro.

Cuántas personas se han quedado atoradas sin hacer algo, solo porque tuvieron una mala experiencia. Para poder sanar esa parte no necesariamente tenemos que ir con un psicólogo, también lo podemos hacer nosotros solos dejando ir lo que ya fue o ya no tratar de buscar el por qué y empezando a crear las experiencias por las que te mueres de ganas.

Creo que en la vida hay que ser egoístas. Egoístas con nuestro tiempo, con nuestra energía y con nuestro espacio. Yo creo que vinimos a aprender y trascender; no a que otras personas dispongan de nosotros, porque eso en vez de darte seguridad y poder sobre ti, te lo quita. Hay que darle fuerza a la mente para poder desprendernos de esas personas y buscar la felicidad por nosotros mismos.

La única persona que nos puede hacer daño somos nosotros mismos, pero si estamos conscientes de quiénes somos, qué tenemos y qué queremos somos invencibles.

También te puede interesar: Cuerpo, Alma y Mente

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s