POR QUÉ RECORTAR CALORÍAS ES LA PEOR OPCIÓN PARA BAJAR DE PESO?

Primero que nada, ¿qué son las calorías? la mayoría de las personas tiene un concepto satanizado de las calorías como si fueran criaturas nocturnas que nos hacen engordar, pero no son nada más ni nada menos que la unidad en la que se mide la energía en nuestro cuerpo para tener un buen funcionamiento. Sin éstas no sabríamos cuanta energía aporta cada alimento y sería muy difícil llevar el control ya que la comida es nuestra gasolina.

Cada persona tiene un nivel de actividad diferente, por lo cual no todos ocupamos las mismas calorías. No solo el movimiento gasta energía, sino también la actividad mental, dormir, etc.

Entonces, si estamos subiendo de peso claramente no es por la cantidad de alimento que estemos ingiriendo, sino porque no estamos conectados con nuestro cuerpo. En otras palabras, estamos comiendo por comer.

El cuerpo nos pide todo lo que necesita para seguir óptimo y somos nosotros los que tenemos que aprender a descifrarlo:

Si nos pide azúcar es porque necesitamos glucosa para tener energía, entonces en lugar de irnos por un pastel, podemos ir por alguna fruta y así conseguir lo que el cuerpo nos pide.

Si nos pide cosas fritas es porque necesitamos grasa, pero obviamente no grasas saturadas sino buenas, como aguacate o nueces.

Si nos pide pan es porque quiere carbohidratos para así formar glucosa y tener energía. En vez de comer pan dulce, podemos comer pan integral o tortillas de maíz, de nopal o papa.

Entonces no tenemos porque comer menos, sino conectarnos con nuestro cuerpo y buscar la opción más saludable de todo lo que pida. Así no estamos llenando huecos con comida, sino poniendo la gasolina necesaria y utilizándola como se debe.

Recuerden que el 80% es alimentación y 20% ejercicio. No por hacer ejercicio podemos comer lo que nos pongan enfrente, y no por no hacer ejercicio tenemos que morir de hambre. El punto es encontrar el balance en base a nuestro estilo de vida y sacarnos de la cabeza las dietas rigurosas y abuso en el ejercicio.

Si no ingerimos la cantidad que necesita el cerebro para pensar, es cuando la convivencia se empieza a afectar, las decisiones empiezan a fallar y todo se va a la basura por querer bajar de peso.

En conclusión para tener un estilo de vida sano y feliz lo único que necesitamos es estar conectados con nuestro cuerpo y darle lo que pida, porque por algo lo está haciendo. Las dietas y restricciones lo único que hacen es sabotear nuestro sistema y en el momento que regresamos a nuestro ritmo de vida, rebota y quedamos peor a como empezamos.

Si tenemos que tomar un camino que sea el fácil, porque en realidad mantenernos sanos no es tan complicado. Visita riseandgreen para encontrar más opciones!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s